Menú

Más importante que el destino es llenar de ilusión el camino

Más importante que el destino es llenar de ilusión el camino

Os confieso que desde pequeñita siempre he vivido cada instante con tanta ilusión que daba igual lo que tuviera delante. Siempre encontraba algún motivo para hacer de ese momento la cosa más importante y feliz del mundo. Igual me pasaba con las personas, por el simple hecho de estar conmigo, de dedicarme su tiempo, su sonrisa o su amor era un motivo más que suficiente para quererles y pensar que eran lo mejor que me había pasado.

Y, lo que es la vida, según voy creciendo este sentimiento se hace más grande. Cada día valoro más a la gente que decide pasar tiempo a mi lado. A las personas que confían en mi profesionalmente. A las que les gusta mi compañía y renuncian a decenas de cosas sólo por venir a cenar conmigo. A esos viajeros que comparten sus aventuras”, sus secretos de países lejanos, sus destinos más sorprendentes y sobre todo las miles de lecciones y enseñanzas que les da conocer otros mundos.

Pero sobre todo ello, valoro y amo a mi familia, con la que me río, discuto, con la que pasar día a día no siempre es fácil pero con los que cuento y es una gozada sentir que no juzgan y que están en todas conmigo.

A vosotros: familia, amigos, viajeros, compañeros y soñadores os doy las gracias porque me enseñáis cada día que el destino no es lo importante, que lo que de verdad importa es la ilusión que se pone al recorrer el camino.

P.D. Y desde luego en mi caso, independientemente de las piedras y los baches que me encuentre, con gente como vosotros es una gozada enfrentarme cada día a este precioso CAMINO.

Sonsoles Herráez

Sobre el autor

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Compartir esto