Menú

Alma de emprendedoras

Alma de emprendedoras

Ana Beltrán y Eva Sanjuán, arquitectas del estudio valenciano Correoviejo son las creadoras de ALMA, un proyecto consistente en la rehabilitación y recuperación de edificios históricos con el propósito de convertirlos en dinamizadores socio-culturales del entorno

Ana y Eva se han propuesto el emocionante desafío de hacer coexistir viviendas, espacios de trabajo, espacios de ocio y hasta eventos culturales en edificios históricos. Abriéndolos así a los ciudadanos y rescatando el inmenso valor cultural y patrimonial de nuestros centros históricos.

“Nos guiamos por ciudades que quieren recuperar su patrimonio, como por ejemplo el respeto que se tiene en Paris a las edificaciones antiguas o en Roma en la recuperación de sus centros históricos”, explica Eva a Tu Revista.

“Cuando tenemos un edificio antiguo, lo que hacemos es ir al archivo histórico a buscar su historia. ¿En qué año se construyó? ¿Quién fue el maestro de obra…? O el arquitecto si lo había. ¿Cuáles eran los colores originales y la
estructura que tenía?”, detalla.

Las arquitectas bucean en la historia de la vivienda, edificio o local buscando recuperar su alma, a menudo a través de materiales naturales como el mármol, la piedra, o dejando los muros de ladrillo vistos y la estructura de madera. Mientras que en edificaciones más nuevas se dejan guiar por la luz, los espacios amplios y aquello que busca el cliente.

“Nos gustan las cosas ‘con errores, con fallos”

Nos gusta por ejemplo que las baldosas sean irregulares. En Valencia tenemos mucha experiencia en la artesanía, en la cerámica. Ahora todo es más industrial lo que hace que se construya mucho más rápido porque quizás los materiales sean más resistentes, pero un material antiguo siempre lo puedes decapar, volver a pulir y siempre va a funcionar”, dice Eva, quien prefiere la pureza de las cosas a su perfección.

En ese concepto de ALMA como dualidad las condujo la reconocida publicitaria Marga Castaño, fundadora del taller-agencia Apéritif: ALMA como parte inmaterial espiritual de las personas y de los edificios y como sensación de estar en un lugar repleto de historia y vivencias pasadas.

 

“Cada concurso al que te presentas, aunque no ganes, te ayuda a mejorar para presentarte al siguiente”

La colaboración fue posible gracias al concurso de emprendedores Printing Real Lives, convocado por la imprenta SAXOPRINT, cuya segunda edición empieza a mediados de septiembre. Eva y Ana se hicieron con el segundo premio, consistente en el asesoramiento de Marga Castaño, el diseño de su logo de la mano de la artista visual Marina Miss Crane, un premio económico y un bono de impresión.

Ganar el concurso “nos dio la oportunidad de trabajar la marca y de que gente de fuera de nuestro ámbito reconozca un proyecto de investigación y de línea de trabajo”, porque el reconocimiento suele venir de gente más bien cercana, explica Eva.

Para el futuro, las arquitectas imaginan haber creado una red de edificios para poder conectar personas de diferentes países y ciudades que entiendan los centros históricos y la rehabilitación de edificios de una misma manera.

Sobre el autor

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Compartir esto