Menú

Alcanza tus objetivos

Alcanza tus objetivos

María González-Aller Zavala

Es un clásico proponernos objetivos, sobre todo en determinadas épocas de nuestra vida. Queremos superarnos y modificar lo que no nos gusta. A final de año siempre pensamos qué queremos cambiar y conseguir con el año nuevo, cuando terminamos nuestras vacaciones de verano nos replanteamos la vuelta a la rutina de otra manera, con nuevas pretensiones. Cuando llegamos a esta época primaveral en la que nos encontramos, pensamos en la operación bikini… Siempre queremos mejorar, eso es inherente al ser humano. Sin embargo, no es sencillo. Tendemos a aplazar aquello que nos supone un esfuerzo y finalmente terminamos aparcando nuestros objetivos. Resulta habitual ponernos excusas ante el no cumplimiento, con el fin de no sentirnos mal y escapar de la culpa. Pero esta sensación de fracaso al final llega y nos hace creernos incapaces.

Aunque siempre resulta ilusionante y motivador el comienzo de algo nuevo y solemos empezar con mucha energía, nos cuesta mantener ese ímpetu porque no siempre obtenemos resultados rápidos y nos encontramos con numerosos obstáculos. Además, la fuerza del hábito anterior es muy fuerte…¡Lucharemos contra el peso de la costumbre!

La receta para lograrlo, se basa en empezar por lo pequeño y lo esencial. Un gran cambio siempre se produce gracias a la suma de pequeños cambios. Y el día a día debe ser nuestro aliado. Nos fijaremos pequeñas metas, pequeños pasos, sin pensar en lo que nos queda, centrándonos solo en el paso dado cada día. Si lo miramos así, evitaremos la temida ansiedad. Además la sensación de bienestar ante el paso conseguido, nos dará fuerza con el siguiente.

Para ello, en primer lugar debemos ser realistas para poder marcarnos metas alcanzables, acordes con nuestros valores, basadas en el respeto a lo más importante y a la vez que no subestimen todo nuestro potencial. Preguntarnos qué quiero conseguir, qué me hace feliz y trazar un plan de acción. Tendremos que aceptar que no podemos plantearnos muchos objetivos a la vez, mejor poco a poco. De lo contrario, la posibilidad de no conseguirlo será demasiado alta y se perderá la confianza en uno mismo.

En segundo lugar, debemos construir nuestra pirámide de pequeños logros desde una base sólida, es decir, si nos hemos planteado bajar unos kilos, lo haremos desde la base de la salud, haciéndolo bien. Si por el contrario la base no es estable, no tendremos en cuenta lo importante y todo se vendrá abajo rápidamente como un castillo de naipes. Es necesario interiorizar, que es preferible dar un paso en firme que tres en falso.

En tercer lugar, ante un bache en el camino, que habrá muchos, nos mentalizaremos en seguir adelante sin perder nuestro enfoque. Supone una dificultad, pero no te derriba.

Finalmente, debemos animarnos cada día haciendo del proceso algo agradable, premiándonos por lo conseguido y apoyándonos en personas cercanas, que nos feliciten y nos ayuden a no desviarnos y a alcanzar nuestro objetivo.


María González-Aller Zavala

Abraza la Belleza

Psicóloga Clínica – Máster en Psicología Clínica y de la Salud – COP. M-24369

647 72 87 67

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Compartir esto